Buscar

Nuestra

Historia

En la década de 1960, Puerto Rico comenzaba a ver el fruto del proceso de industrialización que había comenzado en los años 50. Poco a poco la Isla experimentaba el paso de ser una sociedad eminentemente agrícola a una de carácter industrial.

El pueblo de Aguas Buenas no quedó exento de dicha transformación. Un nutrido grupo de trabajadores fue abandonando la labranza de la tierra y pasaron a integrarse a la fuerza trabajadora de las nuevas fábricas.

Nuevos sueños y aspiraciones anidaban en el corazón y en la cabeza de nuestros compueblanos en su incesante lucha por vencer la pobreza, elevar su nivel y calidad de vida, alcanzar el progreso social y económico, y sobre todas las cosas, crear una sólida base que garantizara el futuro de nuestros hijos.

En el empeño por hacer realidad sus sueños, en la tarde del 2 de febrero de 1962, los 228 trabajadores de Puritana Manufacturing Corporation se reunieron para orientarse sobre lo que podría significar para sus vidas la adopción de los principios y valores del cooperativismo.

Esa histórica tarde, el Sr. Marcos Morán López, Oficial de Fomento Cooperativo, sembró la semilla de la cooperación en la mente y los corazones de nuestros socios fundadores y se abrió una amplia puerta de entrada a una vida completamente distinta.

Ciento seis empleados de la fábrica Puritana Manufacturing tomaron la decisión de organizarse como socios de una cooperativa, logrando recaudar $1,086 dólares que invirtieron en acciones. Así quedó organizada la Cooperativa de Crédito Puritana.

Semanas más tarde, luego de esta primera reunión, se celebró la primera Asamblea de Socios. En la misma se seleccionaron sus cuerpos directivos, la Junta de Directores y los Comités de Trabajo. Con absoluta dedicación, estos hombres y mujeres se dedicaron a estudiar y a poner en práctica las normas administrativas y el ideario que hace realidad las prácticas de la cooperación como una forma superior de organización social. Ellos son los sólidos pilares sobre las cuales descansa nuestra Cooperativa.

Desde su organización, la Cooperativa ofreció sus servicios de ahorro y crédito a los socios. En esta primera etapa es justo reconocer la extraordinaria labor desplegada por un cooperativista nato y primer Presidente de la Junta de Directores, Don Juan Medina Fonseca. Bajo su dirección la cooperativa queda legalmente incorporada el 10 de julio de 1962.

En la década del 70, seres humanos visionarios y fieles creyentes en el cooperativismo, dieron comienzo a las tareas para dotar a la cooperativa de un nuevo local y los equipos necesarios para servir con excelencia a la comunidad.

La cooperativa trascendió los límites de la fábrica y se estableció en el mismo centro del pueblo. Una nueva meta se había alcanzado. Ahora cada familia de Aguas Buenas podría beneficiarse de los productos y servicios financieros que ofrecía la institución.

Ya para el 1973, por mandato de la Asamblea, la cooperativa de Crédito Puritana cambió su nombre y de ser cooperativa cerrada, que así operaba hasta entonces, pasó a ser una cooperativa abierta con el nombre de Cooperativa de Ahorro y Crédito Comunal de Aguas Buenas.

En el 1974, un nuevo local sería la sede del cambio para la cooperativa. Allí se instalaron los más modernos equipos de informática de la época, proveyendo  a los socios y clientes de mayores comodidades y servicios.

Establecidas las bases para su desarrollo y crecimiento, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Aguas Buenas se ha convertido en la institución financiera líder de nuestro pueblo.

Nuestro crecimiento a partir de la década de los 80, marcha a la par con la consolidación de la alternativa cooperativa como respuesta a las necesidades del pueblo puertorriqueño.

El 15 de marzo de 1980, se aprobó la compra del solar adyacente al edificio de la cooperactiva, el cual en un principio se pensaba utilizar para construir un nuevo edificio pero luego se destinó como estacionamiento para los socios, mejorando así el acceso a las facilidades.

Consolidamos las relaciones con el movimiento cooperativo puertorriqueño. Logrado este aspecto y contando con el apoyo de las organizaciones cooperativas, se continuó el trabajo requerido.

A principios de 1990 fue necesario cambiar el sistema de procesamiento de datos por uno de mayor capacidad que nos permitió implantar nuevos servicios.

En ese año se inició el programa de préstamos hipotecarios para compra y construcción de hogares. Se crea la cuenta de cheques Maxi Check Coop y la línea de crédito para socios en sustitución del préstamo de emergencia. También se comienza con el financiamiento de automóviles.

En el 1993 se adquiere el edificio actual y se restaura para mudar las oficinas logrando así ser la primera institución financiera del pueblo que cuenta con estacionamiento, servi-carro y una planta de emergencia en caso de fallo en la electricidad. Con el tiempo este edificio se hizo pequeño y fue necesario adquirir las propiedades que nos quedan a ambos lados.

A partir de aquí se da inicio a la era de las comunicaciones y las transacciones electrónicas. Por lo tanto, ya en estas instalaciones se comienza a ofrecer otros servicios.

En 1995 se instala el primer cajero automático y se emite la tarjeta de débito Coop 24. Se inicia el programa de MasterCard y el servicio de depósito directo. La cooperativa se afilia a las redes internacionales de transacciones electrónicas y de igual forma se afilia a la Red ATH, a la Reserva Federal región de Nueva York y al Cash Depot en Puerto Rico.

En el 1998 se abre la sucursal del Supermercado Econo que mantuvo abiertas sus operaciones hasta el año 2008.

En la llegada del nuevo milenio, la Cooperativa adopta un nombre comercial que ayudaría a la empresa ir a la par con los avances tecnológicos…BUENACOOP.  Más adelante, se inicia el servicio de transferencias electrónicas y se crea nuestra página de internet. La ampliación de servicios sigue y como ya contamos con la tecnología de nuestra parte, se ofrece el servicio de “Home Banking”o Coop en Casa, Telepago y fuimos la primera Cooperativa en Puerto Rico en emitir la tarjeta Master Card Debit.

En el 2003 se inaugura la Sucursal de Caguas, logrando una aceptación inmediata de la población criolla. Esta sucursal obtuvo el primer lugar en Puerto Rico según el informe del Financial Services Centers Cooperative, Inc. (FSCC) como la cooperativa que  más transacciones compartidas recibe de socios de otras cooperativas que pertenecen al circuito de Shared Branch.   En octubre de 2012, la sucursal de Caguas fue relocalizada en el Centro Comercial Del Río en Valle Tolima.  Esto nos permite ofrecerle a los socios unas cómodas facilidades con amplio estacionamiento y servi-carro.

A lo largo de su más de medio siglo de existencia, BuenaCoop ha demostrado haber sido una decisión correcta en el momento preciso. La voluntad y la dedicación de sus socios fundadores, a los que a lo largo de este medio siglo se han sumado miles de socios cooperativistas, han hecho de esta institución una empresa exitosa. Reconocemos la dedicada labor de nuestros compañeros empleados, verdaderos profesionales que se han identificado plenamente con los objetivos y metas delineados por auténticos líderes voluntarios. Líderes que, sin esperar otra recompensa que la satisfacción del deber cumplido, han hecho de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Aguas Buenas un verdadero ejemplo de lo que se puede alcanzar a través de la cooperación, la solidaridad y el acopio de los recursos técnicos y financieros aunados a una sana y juiciosa administración fiscal.

A través de nuestra historia hemos enfrentado y superado con éxito todos los retos, brindándoles a nuestros socios una efectiva respuesta a sus necesidades financieras. De cara al futuro no tenemos la menor duda de que con tu apoyo y participación lo seguiremos logrando. Por que nuestro compromiso es para todos los tiempos.

BuenaCoop, siempre haciendo realidad nuestro lema de excelencia y calidad en productos y servicios financieros porque, nuestra razón de ser es usted.